martes, 19 de agosto de 2014

Enseñar álgebra...

Después de un cuarto de siglo de enseñar álgebra, aún sigo buscando recursos e ideas nuevas, que resulten atractivas para los estudiantes. Reutilizo lo que ha dado buenos resultados, dejo lo que es piedra de tropiezo y modifico en lo posible lo que puede ser mejorado. Leo y releo todo lo que pueda proporcionarme mejores perspectivas del trabajo docente y mejore el aprendizaje.

Compré este libro, lo cual no fue fácil. Tuvieron que pasar seis meses antes de que la tienda en línea pudiera abrir la compra y descarga en México. Les muestro un poco:

La autora dice:

"Cuando pensamos en el trabajo matemático de la escuela media, solemos identificar y diferenciar tres regiones bien asentadas en la tradición escolar: aritmética, álgebra y geometría. Al aproximar nuestra mirada para estudiarlas, se revelan como una red en la cual los tres polos se cruzan y se enriquecen mutuamente.
Para comprender mejor las filiaciones y las rupturas entre el álgebra y las otras regiones, vamos a comenzar por explorar estas relaciones en diferentes momentos de la historia de la matemática.
Recorreremos distintos tramos de sus raíces, de sus nublados principios, fundamentalmente en lo que hace a su relación cambiante y fundadora con la geometría, así como el trabajo que ambas permiten desplegar para la resolución de problemas aritméticos."

Si acaso les interesa conocer esta obra, puedo prestarles una copia del primer capítulo, como lo hacen las editoriales para dar a conocer algún libro. Enviar petición a correo.

Inicia con un poco del abordaje que hicieron los babilonios del álgebra mediante la geometría. 
Mi primer acercamiento a este tema fue con la obra de Howard Eve: Estudio de las Geometrías, ojalá pudiera recuperar este par de maravillosos libros, los presté y no regresaron. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario